Guyana 1953. Ensayo golpista

El Reino Unido controlaba el territorio de la Guayana Británica desde 1796 cuando por las armas, primero en 1796 le arrebató a Holanda la colonia del Demerara, integrada por Demerara, Berbice y Esequibo.

Para mediados de la década del 50 del siglo XX los intereses británicos más importantes en Guyana estaban en el azúcar. Tres compañías controlaban 20 plantaciones y contaban con activos de más de 20 millones de libras. La más importante era la Booker Brothers, McConnell & Co., que poseía 12 plantaciones y 11 factorías centrales. Además tenía destilerías, aserraderos, muelles, tiendas al por mayor y al detalle, ranchos ganaderos y otros negocios. Por la magnitud y diversificación de las inversiones de esta compañía en el país, se le conocía popularmente como “Booker’s Guiana”.

Por su parte Estados Unidos tenía intereses económicos y estratégicos en juego en la zona. Los económicos los constituían las inversiones en la bauxita, la Demerara Bauxita Compañy (DEMBA) y la Berbice Company Ltd. Los estratégicos y de seguridad estaban conformados por la vulnerabilidad de los yacimientos petroleros de la Standard Oil en Venezuela, la de las refinerías en las Antillas Holandesas y la del Canal de Panamá.

Por entonces, el Reino Unido había acordado una nueva constitución que permitió a los partidos políticos la Guayana Británica participar en las elecciones nacionales y conformar un gobierno, pero manteniendo el poder en manos del gobernador británico de oficio.

Las primeras elecciones bajo el sufragio electoral se celebraron  en abril de 1953 y resultó triunfante por una mayoría abrumadora el partido nacionalista-rnarxista, Partido Progresista del Pueblo cuyo líder era Cheddi Jagan, dentista de 30 años, graduado en Estados Unidos, de descendencia indoriental.

El Partido Progresista del Pueblo (PPP) abogaba por una Guayana libre e independiente", para así construir una sociedad justa y socialista en la cual todas las industrias del país serán poseídas social y democráticamente para el bien común".

Desde el Poder Legislativo se aprobaron entre otras la derogación de Ley de Publicaciones Indeseables distribuyéndose cientos de miles de libros y panfletos de tendencia marxista producidas en Inglaterra por la izquierda Británica las cuales unas se vendían libremente allá y otras no. Sin embargo, el Gobernador Británico las encontró peligrosas para la Colonia; se dejó sin efecto la prohibición de entrada en contra de líderes sindicales de las indias Occidentales (Trinidad); la Ley de Tenencia de Tierras de los Productores Arroceros fue enmendada para asegurar su ayuda a los arrendatarios en caso de sequía y establecer que si un terrateniente no cumplía su parte del trabajo de drenaje y mantenimiento el gobierno se haría cargo de la tarea y se cobraría a aquel los gastos generados. (La Ley existente preveía el desalojo del terrateniente que no realizara dicho trabajo).

Lionel Luckhoo, antiguo miembro del Consejo Legislativo señaló que la enmienda del PPP era el esbozo de una dictadura totalitaria. Entonces el Consejo de Estado del Gobernador procedió a vetarla haciendo lo mismo con la anulación de la Ley de Publicaciones Indeseables. El gobernador estaba evidentemente decidido a no admitir la necesidad de tales reformas ni el derecho de los guayaneses a aprobarlas a pesar de su oposición, mientras el gobierno central comenzó a tener problemas debido a que los funcionarios públicos preferían tratar con la Secretaria General de la Gobernación que con los ministros, reteniéndoles por días sus comunicaciones y remitiéndoselas a la Secretaria.

A su vez, el PPP presentó un proyecto de impuesto a las tierras no explotadas y otro que aumentaba el número de becas; se derogaron solicitudes de nuevos arrendamientos de tierras de propiedad de la Corona; se inició una investigación sobre la paga y condiciones de trabajo de los sirvientes domésticos; también se iniciaron investigaciones de las operaciones del Departamento de Obras Públicas; fue denegada una moción para enviar una delegación a la recepción de la Reina en Jamaica. Mientras cundía la alerta frente a estas medidas, otras dos leyes despertaron inquietud y resistencia en los británicos: las Leyes del Régimen de Educación Pública que buscaba secularizar las escuelas religiosas y reescribir los libros de textos para darles cierta tendencia política.

Al poco tiempo del ascenso de Jagan que el sindicato controlado por el Partido Progresista del Pueblo, el Sindicato Industrial de Guyana, declaró una huelga contra la Booker  para que se le reconociera como representante de los obreros de la caña. Durante esta huelga, que se extendió del 30 de agosto al 24 de septiembre, el gobernador colonial utilizó a la policía para intimidar a los huelguistas.

Al respecto Jagan afirmó:

“Camaradas. En el pasado, cuando pedíamos pan nos daban balas y los que disparaban sus armas contra los trabajadores eran elogiados por sus amos. Pero desde que el partido Progresista subió al poder, las mismas balas que fueron disparadas contra los pobres serán utilizadas ahora contra sus opresores. Organizaremos una fuerza policial que se conocerá como la policía del pueblo…”

 

El Gobernador Sir Alfred pidió la intervención de tropas inglesas por considerar que Cheddi Jagan y el partido del PPP de extrema izquierda conspiraban para transformar a la Guayana Británica en un estado subordinado a Rusia.

Winston Churchill dijo: "Deberemos, seguramente, obtener el apoyo norteamericano en materia de hacer todo lo posible para romper la mordida comunista en la Guayana Británica", escribió a su secretario colonial.”

Así fue que a 133 días de su triunfo electoral. El Partido Progresista del Pueblo se convirtió en la primera víctima de la guerra fría en el hemisferio occidental.

El 07 de octubre de 1953, arribaron a sus costas, el barco de guerra HMS Superb con tropas, entre ellas la Real Infantería de Marina, 600 Fusileros Reales Escoceses, embarcados en Jamaica en el crucero de guerra St Superbe de 8000 toneladas; las fragatas Burgeard Bay, y Bigbury Bay mientras  navegaba hacia las costas de la referida colonia el portaaviones Implacable con el primer batallón del Argyll y Fuerzas de los Sutherland Highlanders con amplia experiencia de combate en Corea. El Secretario de la Gobernación de la Guayana Británica procedió a leer la siguiente proclama por radio una vez que las tropas aseguraron las diversas instalaciones vitales:

 

El Gobierno de Su Majestad, ha decidido que la Constituci6n de Guayana Britanica sea suspendida para prevenir la subversión comunista del Gobierno y una crisis que ponga en peligro el orden público y económico. La facción en el poder ha demostrado por sus actos y discursos que están preparados a llegar a cualquier extremo, incluyendo la violencia, para convertir la Guayana Británica en un estado comunista.:'

 

El 9 de octubre, Gran Bretaña suspendió la Constitución de la Guayana Británica, despidió a sus legisladores y arrestaron a los Jagan. De acuerdo al plan, la operación militar fue una sorpresa. El oficial de la Oficina del MI5 (Servicio de Seguridad, comúnmente conocido como MI5 - Inteligencia Militar, Sección 5 -) con sede en Trinidad  anotó con tranquila satisfacción que "era obvio que los dirigentes del PPP no tenía idea de que la Constitución fuera a ser suspendida o de que pudieran ser detenidos".

Y el espía lanzó en una nota de agradecimiento para las mujeres que ayudaron al ejército que marchara en su estómago.

"Yo podría añadir entre paréntesis, que los servicios de catering para las tropas aerotransportadas durante su parada en Trinidad fueron llevadas a cabo por la Sra. Beadon, esposa del comisario de policía, la señora Rahr, mi esposa y Huggins Joyce ... y entiendo que no menos de 600 grandes sandwiches fueron cortados por las damas ", escribió.

En Inglaterra los laboristas apoyaron al ex Primer Ministro Jagan afirmando que el gobierno inglés había exagerado el riesgo representado por el partido dirigido por él y éste a su vez señaló “…que la responsabilidad de lo que pueda suceder recaería enteramente sobre el Gobernador y quienes lo asesoran. La presencia de buques extranjeros en la Guayana Británica solo puede considerarse como un acto de intimidación más aún como un acto de provocación destinado a provocar una crisis. No hay mediación alguna del partido mayoritario que indique que intenta conseguir sus demandas por otros medios que los institucionales…”.

Además y según George Padmore, de acuerdo con fuentes diplomáticas de Londres, los Estados Unidos amenazaron con reocupar las dos bases que obtuvo en 1941 en arrendamiento por 99 años, si Gran Bretaña no desembarcaba tropas navales y militares. El cónsul general de los Estados Unidos en las Indias Occidentales arribó a Guyana el mismo día del desembarco de tropas y sostuvo consultas con el gobernador colonial y los comandantes navales y militares.

Durante los siguientes tres años, la Guayana Británica fue regida bajo poderes de emergencia por el gobernador británico y los funcionarios designados, y los Jagan fueron mantenidos bajo arresto domiciliario y una estricta vigilancia.

Tanto Gran Bretaña como Estados Unidos continuaron su intervención hasta que lograron la división del partido Progresista del Pueblo. El principal líder afroguyanés, Forbes Burnham, fundó en 1957 el Congreso Nacional del Pueblo. De esta forma, la política divisionista de la metrópoli se nutrió de la realidad social de la colonia.

Así se consumó el primer ensayo de desestabilización en la América Latina contemporánea. Luego vendrían Guatemala, Chile, etc.